GASTOS Y DIETAS DE AUTÓNOMOS, SOCIOS, ADMINISTRADORES

GASTOS Y DIETAS DE AUTÓNOMOS, SOCIOS, ADMINISTRADORES

De la prensa:

“Los autónomos podrán restarse las mismas dietas que los trabajadores dependientes, y otros gastos deducibles por su actividad”

Algo que no parece francamente exacto, en tales términos.

La cuestión es que la reciente reforma del régimen de Seguridad Social y del régimen fiscal de los trabajadores autónomos, ha sido recibida de modo muy desigual, según quién la comente; para unos:

“incluye las más importantes modificaciones en beneficio de los autónomos llevadas a cabo en los últimos años”

Para otros:

“presenta vagamente más intenciones que mejoras y, en el terreno de los gastos, la situación acabará en un trato peor que el ahora vigente”

En cualquier caso, se hace imprescindible en el próximo Programa de Soporte Profesional analizar detalladamente cada una de las medidas,

en especial,

o    la aparición de esos pretendidos “nuevos gastos deducibles”,

o    para determinar en qué afectan a los trabajadores autónomos

o    y, por extensión a quienes tienen la condición de administradores ,

o    o trabajan a tiempo completo para las entidades en cuyo capital participan

o    siendo integrados en el régimen de autónomos

La cuestión es que, por cuanto a la Seguridad Social, la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, regula:

o    la prolongación en el tiempo de la tarifa plana,

o    también para mujeres que se reincorporan al trabajo tras la maternidad,

o    la bonificación por cuidado de menores de doce años,

o    la bonificación en el descanso por maternidad y situaciones análogas,

o    modificando también la base reguladora de las prestaciones por tales causas

o    la bonificación por la contratación de familiares, cuando causen alta, a su vez, como trabajadores autónomos,

o    la posibilidad de pagar la cuota en función de los días trabajados,

o    y de cambiar la base de cotización hasta cuatro veces dentro del mismo año,

o   percibir la totalidad de la pensión de jubilación, aun continuando  activo, si contrata al menos un empleado,

o    la aplicación de la base mínima para los autónomos, que causen alta,  por causa de ser administradores de sociedades, también sujeta a la condición de que contraten personal,

o    la devolución de oficio de las cotizaciones pagadas en exceso en los supuestos de pluriactividad,

o    la equiparación, en ciertos casos, de los accidentes que se producen en el trayecto de ida o regreso respecto del establecimiento donde el autónomo ejerce su actividad habitualmente, considerándolos en los mismos términos que para los trabajadores dependientes,

o    también, la reducción del recargo por ingreso fuera de plazo, dentro del primer mes siguiente al fin del período voluntario de pago,

Finalmente, la admisión de gastos de desplazamiento y manutención, así como de gastos por suministros contratados en la vivienda habitual, cuando en todo o en parte está destinada a la actividad del trabajador autónomo.

Y, en ese punto, se hace necesario establecer una distinción comprensible, entre los siguientes supuestos:

o    Gastos pagados directamente por la empresa o empresario

o    Puesta a disposición de tarjetas de crédito para tales gastos

o    Anticipo de cantidades en dinero, para atender gastos

o    Reembolso de los gastos realizados, tras justificación

o    Abono de dietas por manutención y estancia,

o    Así como de los gastos de desplazamiento.

De estas figuras se habla, no siempre con propiedad, tanto en el ámbito de los trabajadores autónomos, como en el de los trabajadores dependientes.

Sin embargo, el modo de tratar los gastos generados al desarrollar su trabajo por los trabajadores afectados

o    comporta situaciones muy distintas,

o    que no son aplicables por igual a todos ellos,

o    y que tienen repercusiones muy distintas en las cotizaciones a la Seguridad Social

o    y un tratamiento también dispar en el Impuesto sobre la Renta de quienes perciben esas cantidades relacionadas con tales gastos.

El programa desarrolla cada uno de esos supuestos, así como las normas de registro y valoración en la contabilidad, y su tratamiento fiscal, tanto para el pagador, como para quien
las percibe.

Por último, se trata de determinar si las nuevas medidas de reforma tienen una aplicación más aparente que real, cuando no aparecen incompatibles con una regulación anterior.

Y determinar también si las tales “dietas” son o no tal cosa para los trabajadores autónomos, y si la aparición de estos “nuevos gastos deducibles” era o no realmente necesaria o más
favorable para ellos.

Como siempre, todo ello con un enfoque absolutamente práctico, con los cálculos, los apuntes contables, la inclusión en la nómina, las retenciones o ingresos a cuenta y el lugar donde
declarar cada cosa.

 

 

 

LEONARDO YAGUE VAZQUEZ

Economista, docente, y experto en contabilidad e información financiera. Dirige desde 2003 YIELD CONSULTANTS, un despacho especializado en la formación y el asesoramiento de profesionales y empresas.